Tipos de maltrato al adulto mayor

La violencia contra personas de la tercera edad se genera ante cualquier acción u omisión que produce daño, el cual vulnera el respeto a su dignidad y el ejercicio de sus derechos como individuo.


Imagen obtenida de redadultomayor.org

A partir de la II Asamblea Mundial sobre Envejecimiento de Naciones Unidas (Madrid, 2002), se planteó el maltrato a los adultos mayores como una cuestión de Derechos Humanos, considerándolo como una problemática social que los perjudica a nivel mundial con profundas repercusiones psicológicas, médicas, sociales, jurídicas y éticas.


En Chile, tras implementar la Ley N° 20.427 se logró incluir el maltrato contra el adulto mayor en la legislación nacional, generando avances para prevenir y abordar esta temática.

Gracias a tal veredicto, el Estado debió ejecutar políticas orientadas “a prevenir la violencia intrafamiliar, en especial contra la mujer, los adultos mayores y los niños, y a prestar asistencia a las víctimas”.


Tipos de maltrato


Conforme información entregada en la guía sobre “Cómo prevenir y enfrentar el maltrato al adulto mayor” de SENAMA , se destacan 7 tipos de violencia en contra del adulto mayor:


1- Maltrato Físico: Este tipo de agresión es corporal y se ejecuta con la intención de generar dolor. Estas se pueden manifestar mediante golpes, quemaduras, cortes, ataduras, bofetadas, zamarreos, entre otros. Son fáciles de reconocer, ya que son lesiones visibles.

2- Maltrato Psicológico: Agresión intencional que produce malestar mental o emocional en la víctima. Estas pueden ser humillaciones, falta de respeto, agresiones verbales, ridiculizaciones, conductas degradantes hacia la persona, amenazas, aislamiento, falta de consideración a sus deseos y la sobreprotección, la cual puede generar un sentimiento de inutilidad y poca capacidad de decisión por parte de la persona dañada. El maltrato psicológico es complejo de reconocer debido a su carácter intrínseco, el cual afecta el lado mental de una persona y al momento de detectarlo, el maltrato está en un estado bastante avanzado. Entre las conductas a tener alerta son los llantos, miradas temerosas, aislamiento, miedo, depresión.

3- Abuso patrimonial: Este tipo de maltrato ocurre cuando se hace utilización indebida de la pensión, jubilación o platas de un adulto mayor. Así también como la apropiación de bienes, propiedad o patrimonio mediante fraudes, engaños o amenazas. Esta problemática se reconoce cuando la víctima va sufriendo un deterioro respecto a su nivel socioeconómico. Entre ellos se destaca la modificación de la forma de vestir, traslado de habitación por orden de un tercero, disponer de menos dinero, entre otros.

4- Negligencia: Agresión que consiste en NO entregar cuidados o supervisión necesaria. Estas pueden ser de alimento, cuidados médicos, higiene. Tal problemática se presenta en dos polos. A) Pasiva: cuando el victimario presenta desconocimiento o incapacidad de poder ejecutar un buen cuidado. B) Activo: cuando la falta de cuidados se realizan de forma intencional.


5- Abandono: Se genera cuando una persona o institución deja de lado la responsabilidad que corresponde en el cuidado de un adulto mayor. (desamparar)


6- Abuso sexual: Ejecutar actos sexuales sin el consentimiento de la víctima. Para ello se utiliza la fuerza, amenaza o aprovechamiento de la existencia de un deterioro cognitivo o incapacidad de la víctima para decidir.


7- Maltrato Estructural: Esta agresión sucede cuando no se han prestado las condiciones adecuadas para la satisfacción de las necesidades básicas de un adulto mayor.


¿Dónde realizar denuncias?


En Chile si necesita realizar una acusación sobre maltratos a una persona mayor, puede comunicarse con Carabineros de Chile a través del Fono 149, en la unidad policial más cercana. Este medio atiende denuncias relacionadas con violencia intrafamiliar, maltrato psicológico, agresiones físicas y/o abandono.


El segundo lugar al cual acudir es a la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) a través del Fono 134 o la Jefatura Nacional de Delitos contra la Familia, que está encargada de regular todo el acontecer investigativo de las áreas de los crímenes y delitos contra el orden de la familia, la moralidad pública y la integridad sexual.


Por otro lado, si necesita orientación, acompañamiento, derivación y seguimiento ante una situación de abuso, maltrato o violencia hacia una persona mayor, puede contactarse con SENAMA al número 800-400-035. En esta institución no se denuncia, pero se obtienen herramientas para saber cómo actuar en cada caso.