Marihuana y tercera edad


El cannabis ya se está utilizando como una forma de medicación para la gente mayor, pero los médicos aún siguen intentando averiguar si realmente es útil o perjudicial para el cerebro y el cuerpo en proceso de envejecimiento.

El THC y, especialmente, el cannabidiol (CBD), el compuesto no psicoactivo de la planta, se utilizan con éxito para tratar diversas enfermedades y síntomas que van desde una forma muy poco común de epilepsia llamada síndrome de Dravet, a los trastornos de ansiedad.

El CBD también se utiliza ahora como medicamento para los ancianos de ciertos hogares de jubilados de los Estados Unidos. Según un artículo publicado en febrero en el New York Times, una comunidad de jubilados de San Francisco ha creado un club de apoyo y educación sobre la marihuana medicinal. Los residentes de este hogar consumen cannabis para tratar los problemas diarios causados por la vejez, como la artritis o la pérdida del apetito.

Aunque algunas personas quieren que creas que el cannabis es peligroso para los mayores de 60 años, según unos estudios recientes, lo cierto es que es todo lo contrario.

Los residentes de diversas comunidades de jubilados y hogares de ancianos de los Estados Unidos, están recurriendo al cannabis como alternativa a la morfina y a otros productos farmacéuticos que son más fuertes y tienen importantes efectos secundarios.

El único impedimento, sin embargo, es que debido a que el cannabis sigue estando prohibido a nivel federal, no todas las instituciones aceptan la idea de su consumo de forma abierta. Al menos, de momento. Pero como se informa en ese mismo artículo del NYT, algunos hogares de ancianos, como el Hebrew Home del Bronx en Nueva York, permiten que sus residentes adquieran marihuana en dispensarios y la guarden bajo llave en sus habitaciones.

Algunos expertos de la medicina están empezando a pensar que la marihuana podría causar más bien que mal a los ancianos. Recientemente, se ha observado un aumento de las investigaciones sobre este tema. Los médicos siguen teniendo en cuenta los problemas subyacentes asociados con el consumo de drogas en las etapas tardías de la vida, especialmente porque no existen normas en cuanto a la marihuana como medicamento. Todavía.

CONSUMO DE CANNABIS POR PARTE DE PERSONAS MAYORES

A medida que envejecemos, somos más propensos a experimentar problemas de salud que cuando éramos jóvenes. Al igual que con un vehículo, experimentamos menos problemas durante las primeras etapas de nuestra vida. Pero, con el tiempo, nuestra condición se va deteriorando.

En lo que respecta a los problemas específicos de los ancianos, el cannabis tiene un potencial que podría ser revolucionario. Según numerosos estudios, el CBD ha demostrado reducir la ansiedad provocada por enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, la pérdida del apetito y la inflamación nerviosa. Otros estudios también han demostrado que un tratamiento a base de CBD mejora la reparación ósea, lo que ayuda a las personas mayores a combatir la osteoporosis.

Tanto el THC como el CBD han demostrado tener resultados positivos como calmantes de la ansiedad y el estrés, y para mejorar la calidad del sueño. Las cremas de cannabis, por otro lado, también se utilizan para nutrir la piel dañada y tratar problemas físicos como la fatiga muscular, el dolor de articulaciones y el dolor de espalda.


18 vistas

Nuestra Empresa

Contacto

  • Facebook
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo

Dirección