El uso de bastón

Los auxiliares de marcha mejoran el equilibrio, ayudan al desplazamiento del cuerpo

hacia delante, gastan menos energía al caminar, ayuda al avance de una o ambas

extremidades inferiores y contribuyen al mejoramiento de una movilidad adecuada en las

actividades de la vida diaria.


Imagen de zonahospitalaria.com

El bastón es un aparato ortopédico que puede estar hecho de diversos materiales. Su

práctico diseño tiene el fin de auxiliar a las personas con problemas para caminar o que

poseen trastornos del equilibrio y así, poder entregar estabilidad al realizar un traslado

procurando una mayor seguridad.


Los dos tipos principales de bastones son: Los bastones con una punta y los con cuatro.

Para saber cúal es el más apropiado se debe consultar con un especialista, sin embargo, hay varios tips genéricos que uno puede utilizar al adquirir uno.


Información básica


Una de las clásicas dudas: ¿cuál es la altura que debe tener mi bastón?.  Muchos cuentan

con la opción de ajuste, pero no todos, es por ello que para calcularlo, el usuario tiene que

ponerse de pie con la espalda y piernas rectas, además de tener los brazos pegados al

cuerpo. El mango del bastón tiene que quedar a la altura de la articulación de la muñeca, así cuando se sujete el bastón con la mano, el brazo no quedará totalmente recto.


La altura del bastón es muy importante, ya que si se camina con uno demasiado largo o

corto, se pueden generar más dolores y malestares, en particular en el codo, hombro y

cuello.



¿En qué mano se utiliza el bastón?


En ocasiones, cuando se usa un bastón por primera vez, se puede asumir erróneamente que debe utilizarse en el lado de la pierna lesionada, sin embargo, el bastón debe ser utilizado en la mano contraria a la pierna con problemas.


Para subir y bajar escaleras


Para subir el primer paso se debe dar con la pierna sana, se tiene que poner el peso sobre

esta y a continuación, simultáneamente suba el bastón al peldaño y la pierna más débil para

que se encuentren con la pierna más fuerte.

Lo contrario ocurre a la hora de bajar escaleras. El sentido es a la inversa, ya que se debe

comenzar con el pie afectado:


Imagen de serviasistentes.com


Subir = Pierna buena

Bajar = Pierna mala


Más consejos:


1. Revise alfombras y tapetes, no deben estar sueltos o en una posición tal que se

atranquen con puertas o muebles de manera que usted no tropiece con ellas.


2. Mantenga sus pisos secos y limpios.


3. Prefiera calzado con suelas de caucho u otro antideslizante.


4. Revisar constantemente la punta de su bastón (regatón) porque se gastan con

facilidad.

Entradas Recientes

Ver todo

Nuestra Empresa

Contacto

  • Facebook
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo

Dirección