10 D OCTUBRE ''DÍA DE LA SALUD MENTAL''


Participación e Inclusión social:

Muchas personas mayores pueden sufrir exclusión social y aislamiento. Las personas mayores de salud delicada pueden sufrir especialmente la soledad y el aislamiento, fenómenos asociados a menudo con vivir solos y los impedimentos de movilidad. Las mermas de la salud y los cambios en las condiciones de vida (como por ejemplo, el ingreso en una residencia) pueden conducir a limitaciones de la vida social. La exclusión social y la soledad causan un impacto negativo sobre la salud. Señales principales de la soledad en las personas mayores son una salud mental frágil y la depresión, las enfermedades psiquiátricas, el incremento de los impedimentos físicos, las redes sociales demasiado pequeñas, la vida poco satisfecha y la disminución en la calidad de vida. Y por añadidura, los eventos de mayor significado en la edad madura, como las separaciones o el luto, están asociados a efectos negativos sobre la salud.

Factores Personales y Estilo de vida:

En 2002, la Organización Mundial de la Salud identificó los determinantes del comportamiento de los individuos como responsables en parte del envejecimiento activo. La salud mental está influenciada por el estilo de vida de las personas. La actividad física, una dieta equilibrada, no fumar, el consumo moderado de alcohol y el uso apropiado de la medicación, en resumen, adoptar un estilo de vida saludable es esencial para mantener una buena salud mental en la vejez, y en teoría debería ser fomentado por las políticas. Los impedimentos en la salud física o una mala condición física tienen un impacto negativo sobre la salud mental y, por el contrario, las buenas condiciones físicas apoyan el bienestar mental. Hay una relación entre la salud psicológica y cognitiva y estilo de vida. Más aún, la evaluación subjetiva de la salud personal juega un papel importante en determinar el riesgo individual de desarrollar una enfermedad o afección mental.

Espacios de Vida, el Entorno y el Barrio:

El problema Una vivienda adecuada es un factor básico para la salud mental y el bienestar. Los espacios de vida y su diseño son parte esencial de la satisfacción de las personas mayores. Hasta las pequeñas incomodidades en sus habitaciones pueden contribuir a que aumenten los niveles de estrés, a que aparezcan sentimientos de disgusto y deficiencias en la salud mental y, si se acumulan, enfermedades mentales. Muchas personas mayores desean permanecer durante la vejez en su entorno familiar mientras sea posible, para conservar sus puntos de referencia, sus vecinos y su comunidad

Aspectos laborales y políticas de jubilación:

El problema Además de la influencia de la genética, de los factores ambientales o del estilo de vida, los acontecimientos de la vida también tienen un efecto sobre la salud mental. Para las personas mayores, la transición entre el trabajo remunerado y la jubilación debe señalarse como uno de esos acontecimientos que, para bien o para mal, produce un impacto sobre la salud mental. El trabajo aporta con frecuencia a los individuos una sensación de logro y de ser un miembro útil para la sociedad. Por otra parte, a través del trabajo las personas pueden integrarse en un entorno social más amplio, con resultados positivos sobre su propia identidad, y la jubilación puede conducir al aislamiento y a la soledad, porque se reducen los contactos y las relaciones sociales. Pero por otro lado, el nivel de actividad y de ocupación que requiere el trabajo puede reducir el tiempo que el individuo le dedica a su familia y a la interacción social, convirtiéndolo en una demanda física y mentalmente exigente, y esto es particularmente cierto en las zonas rurales, donde la jubilación ofrece a muchas personas la oportunidad de descansar y de disfrutar de la recompensa largamente esperada después de toda una vida de trabajo. La jubilación normalmente va asociada a un nivel más bajo de ingresos.

Uno de los principales problemas documentados durante este periodo de transición es la falta de responsabilidad institucional. A las personas que se retiran se las desampara y han de orientarse a sí mismas en su nueva posición, en vez de contar con el apoyo de las organizaciones, como por ejemplo, de las instituciones de la seguridad social. La orientación con frecuencia les lleva mucho tiempo y las personas mayores pasan muchos meses, buscando maneras de contribuir a la sociedad.

FUENTE: http://www.imserso.es/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/boletinopm46.pdf

#SaludMental #Autocuidado #AdultosMayores

Nuestra Empresa

Contacto

  • Facebook
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo

Dirección